Brotes o Crisis de Crecimiento

Si tu bebé está más irritable de lo normal, no duerme bien o está siempre hambriento puede que esté atravesando una crisis de crecimiento. En este post te ayudamos a identificar las señales que los caracterizan según sus etapas.

Llamamos crisis, brotes o escalones de crecimiento  a lo que son “estirones” que da el bebé dentro de su desarrollo normal y a las situaciones donde el bebé parece no estar conforme con la producción de leche de su madre. Por suerte, y con estudios realizados en sus comportamientos, la mayoría de los bebés experimentan estas situaciones a una edad similar, lo que nos permite entender su comportamiento que, suele causar mucha angustia a las madres, y si no conocen estos episodios de modificación de la demanda de leche y de la actitud del bebé se puede caer en el error de empezar a suplementar con leche artificial e incluso dejar la lactancia.

La producción de leche se regula mediante la demanda del bebé, a más demanda más producción de leche. A pesar de eso, existen situaciones en las que por diversos motivos los bebés parecen no estar satisfechos o incluso parecen estar incómodos mamando. 

A continuación explicamos cada fase del brote según el tiempo de vida de tu peque.

Fases del brote de Crecimiento según Edad de tu Bebé

Crisis de Crecimiento entre los 17 – 20 días de vida

Los bebés suelen ser bastante regulares los primeros días de vida, suelen comer y dormir en ciclos bastante regulares.

Llegada la tercera semana de vida los bebés experimentan la primera crisis de demanda y su comportamiento se modifica. Quieren chupar de manera continua, lo que puede traducirse en no soltar el pecho o comer cada 20 o 30 minutos, así es, suena bastante la demanda pero éste comportamiento se debe a qué necesita que mamá produzca más leche. Suelen llorar desesperados si no tiene el pecho en la boca. Algunos bebés regurgitan leche en cantidades considerables pero quieren seguir mamando.

¿Es normal?

Si. El bebé necesita aumentar la producción de leche de su madre, la única manera de conseguirlo es mamar sin tregua durante un par de días, consiguiendo así una producción de leche óptima, una vez logrado el objetivo, el niño volverá a hacer tomas más espaciadas y la lactancia retomará su curso más tranquilo de demanda.

¿Haz notado que desde que mama mucho sus  deposiciones son más seguidas y ensucian su pañal con más frecuencia? pues éstas indican que el bebé está comiendo de manera óptima, así que, mamá puedes estar tranquila. Van a ser unos días muy intensos en los que va a necesitar ayuda de sus pareja y familiares.

Crisis de Crecimiento a las 6 – 7 semanas de vida

Hacia el mes y medio de vida, los bebés y sus madres viven la segunda gran crisis de lactancia. De nuevo, el bebé necesita más volumen de leche y sabe perfectamente cómo conseguirlo:

  • Incremento de la demanda y del número de tomas con una conducta alterada por parte del bebé cuando está en el pecho; se pone muy nervioso, mama dando tirones, llora en el pecho, arquea la espalda (con el pezón en la boca), tensa las piernas.

¿Por qué sucede esto? Estudios indican que en este lapso de crecimiento se produce un cambio en la composición de la leche, cuyo sabor varía significativamente y de forma transitoria. La leche tiene un sabor más salado, y a algunos bebés no les gusta el cambio. Mamá no te preocupes, ya que al igual que la crisis de los 17 días todo volverá a la normalidad en el cabo de aproximadamente una semana en donde tu pequeño volverá a su patrón de lactancia anterior a ésta etapa de la crisis. 

Mamá, a los 3 meses volveremos a tener otra crisis en la que expertos dicen es la «más delicada y compleja» puesto a qué afecta por más tiempo, según el 87% de los bebés puede tardar un mes en volver todo a la normalidad, ¿Qué pasa en esta crisis de los 3 meses? El bebé ya no pide pecho tan a menudo, algo que, tú, mamá puedes interpretar de diversas formas: no tiene hambre, no quiere comer o la rechaza. El bebé pasa de estar largo rato en el pecho a tener tomas de pocos minutos. Puedes notar los pechos blandos, lo que atribuye a una producción insuficiente de leche. Pero no es así, tus pechos siguen teniendo la leche que tú bebé necesita para alimentarse. El bebé hace tomas «caóticas», en las que se distrae por cualquier cosa y a menudo rompe a llorar al poco rato de haber empezado a mamar.

Este comportamiento en el bebé puede hacer que el bebé engorde menos, lo cual es perfectamente normal a medida que crecen. Recuerda tu bebé no está pasando hambre. A menos demanda de leche por la crisis y a su vez el crecimiento de tu peque, también hay una disminución en la frecuencia de las deposiciones del bebé. Si hacía caca varias veces al día, pueden pasar a hacer sólo una o incluso pasar varios días sin dar del cuerpo. 

Recuerda qué… Llegados a los tres meses los bebés son expertos en el arte de la succión, y en una toma de escasos minutos pueden extraer toda la leche que necesitan.

Todos los factores que intervienen en la crisis de los tres meses la hacen muy compleja, y si no se conocen los mecanismos por los que se produce, el resultado es un abandono precoz de la lactancia con la sensación equivocada de falta de leche o de rechazo por parte del Bebé 

Existe la Falsas Crisis: 4 meses y 8 meses

Cuando el bebé se muestra más demandante o se despierta más por las noches. Solo estamos pasando por una etapa madurativa ya que ninguna de éstas dos está relacionada con la producción de leche ni con la lactancia, de hecho el pecho sirve para ayudar al bebé a superar los momentos angustiosos que experimentan.

¿Que pasa con la Crisis de los 4 Meses?

Los bebés empiezan a despertar más por la noche, si dormían varias horas de noche seguidas aumenta la demanda de pecho y piden cada dos horas de noche. Cómo parte de su crecimiento los bebés incorporan fases de sueño que al nacer no tenían.  

¿Qué pasa en la edad madurativa de los 8 meses?

: Se despiertan angustiados, llorando en plena noche, reclaman el pecho y se calman rápidamente al mamar. En éste período inicia la etapa llamada “angustia por separación” donde empiezan a entender que son un ser independiente de su madre, lo que les produce una desazón terrible y creen que van a “perderla” si la pierden de vista.

Consejos para superar las crisis de Crecimiento

Paciencia, mucha paciencia. Tal como ha llegado, la crisis se irá.

Zuger Montañez
Futura Madre apasionada por la Lectura.

POST RELACIONADOS

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Conectate con Nosotros

222FansMe gusta
1,001SeguidoresSeguir
spot_img

Post Recientes