Síntomas de embarazo en los papás “Síndrome de la Covada”

¿Sabías que a papá también le dan los síntomas del embarazo?, y claro está que no pasa en todos. Hay padres que tienen una conexión más sentimental con su pareja y ahora con su bebé en camino, y bien, comienzan a sentir algunos de los síntomas que presenta su pareja. En este post te diremos cuáles son los 5 síntomas más comunes que padecen los hombres durante el tiempo de gestación de su cría.

Es conocido como el Síndrome de la Covada, término proveniente del francés “couvade” (couver, criar o incubar), este síndrome nos da paso, a que, con frecuencia, los futuros papás manifiestan síntomas parecidos a los que experimenta su mujer encinta.

¿Qué es el síndrome de la Covada?

El síndrome de la Covada es también conocido como síndrome de Couvade, expresión proveniente de la lengua francesa que hace referencia al acto de incubación o cría. Esta especie de trastorno afecta a algunos hombres durante el embarazo de su pareja. Asimismo, también puede presentar en personas cercanas a la mujer gestante o cuidadores.

El síndrome consiste en la aparición en hombres de una serie de síntomas propios del embarazo. Podría considerarse una especie de embarazo psicológico en una persona que sabe que va a ser padre, sin embargo, este es perfectamente consciente de que no está embarazado realmente.

Es habitual que las primeras manifestaciones del síndrome de la covada empiecen a darse en torno al tercer mes de embarazo, o ya una vez se acerque la fecha de dar a luz. No obstante, estas suelen remitir de forma natural con el transcurso del embarazo o, a lo sumo, una vez ha nacido el bebé.

Síntomas del Síndrome de la Covada

Aumento de Peso

No sólo la barriga de la embarazada es la que va creciendo, sino también la de su compañero. La báscula revela un aumento de peso que se incrementa a medida que avanza el embarazo. Se cree que el hombre gana alrededor de seis kilos durante el embarazo de su mujer.

Náuseas Matutinas

Los padres también pueden padecer las molestas náuseas matutinas que afectan a las embarazadas durante los primeros meses de gestación.

Son varios los estudios que se han ocupado de ello sin encontrar una razón realmente contundente. En las mujeres, es el aumento de estrógenos, en los hombres se cree que está ligado a la ansiedad de la que hablábamos antes, así como a cambios en la dieta, ya que es habitual que el hombre coma más para aliviar el estrés.

Cambios Frecuentes de Humor

El hombre también experimenta una montaña rusa de emociones durante el embarazo, especialmente durante las primeras semanas en las que se siente preocupado ante la cercanía de su paternidad y sufre todo tipo de emociones. Puede pasar de la alegría a la tristeza, de la tranquilidad a la ansiedad o de la dulzura a la irritabilidad en un muy corto período de tiempo, que como ya sabemos, estos síntomas también los siente la madre.

Dolor de Cabeza

A pesar que Los investigadores no encuentran una causa física a este dolor en los hombres, que en el caso de la mujer es provocado por la acción de las hormonas. Lo que se cree es que se debe a un mecanismo de identificación con la pareja o en algunos casos, sentimientos subconscientes de competencia, ya que, aunque no lleva un bebé dentro, también está próximo a convertirse en padre.

Cambios en el Apetito Sexual

La vida sexual durante el embarazo se ve afectada en ambas partes, pero, en algunos hombres, la libido baja hasta después del parto, mientras que otros viven el sexo con mayor intensidad durante estos meses. Los cambios físicos que experimenta la madre pueden motivar a algunos hombres a tener más apetito sexual, pero desmotivar a otros. Muchos al ver que sus parejas vomitan, tienen los malestares comunes del embarazo y hasta el miedo de lastimar al bebé al mantener relaciones sexuales (tranquilos, hasta que su médico de cabecera diga lo contrario esta científicamente comprobado que es imposible llegar a dañar o lastimar al bebé).

¿Existe algún tratamiento para el síndrome de Couvade?

Con relación a tratamientos, doctores y psicólogos están de acuerdo en recomendar que las parejas hablen con frecuencia sobre el futuro bebé para aliviar los temores que el hombre siente ante la inminente paternidad. Sugieren también que el futuro padre se involucre activamente en el embarazo y funciona como técnica de relajación para que el padre drene la tensión y haya más conexión como pareja y como futuros padres.

¿Por qué se produce este fenómeno?

Por un lado, es el estrés que surge tras saber que va a llegar un recién nacido. Mientras que otras teorías apuntan a que el padre se está preparando para el parto y el nacimiento del bebé.

Zuger Montañez
Futura Madre apasionada por la Lectura.

POST RELACIONADOS

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Conectate con Nosotros

160FansMe gusta
1,001SeguidoresSeguir

Post Recientes